Seleccione un idioma
ES
; ;

MEDA MOS II, Región MEDA: Marruecos, Algeria, Túnez, Egipto, Líbano, Jordania, Israel y Palestina

Asesoramiento técnico para la implantación de servicios de transporte intermodal en el Mediterráneo

De forma regular la Comisión Europea pone en marcha estudios de consultoría para proporcionar asesoramiento técnico a otros países de su entorno inmediato con el objetivo de fomentar la cooperación y el incremento del comercio entre dichos países con la Unión Europea. 

El proyecto Meda-MoS II fue lanzado en noviembre de 2010 con un plazo de ejecución de tres años, como continuación del primer programa de autopistas del mar en el Mediterráneo (Meda-MoS I).

Su objetivo era el de conseguir una mejor integración de la región euromediterránea, tanto a nivel físico como económico, promoviendo el desarrollo de una zona de libre comercio mediante la creación de un sistema de transporte eficiente y flexible.

Su ejecución permitió el asesoramiento técnico y estratégico a ocho países vecinos de la región Meda: Marruecos, Argelia, Túnez, Egipto, Líbano, Jordania, Israel, Palestina. Dicho asesoramiento implicó el desarrollo de 21 proyectos piloto en los diferentes países vecinos, la definición de un programa medioambiental, la implementación de sistemas de gestión ambiental portuaria y el diseño del plan director de transporte para toda la región Meda.

 

Resumen del proyecto


21proyectos piloto

8países de la región Meda

611millones de toneladas de mercancías en la UE

Integración y concienciación

Este asesoramiento ha permitido una mayor integración de las autopistas del Mar Mediterráneo en el conjunto de las redes de transporte europeo. El proyecto también ha logrado el reto de generar mayor conciencia sobre la importancia de la localización e interconexión de las plataformas logísticas, los puertos y los servicios de transporte marítimo, consiguiendo que se refleje en las políticas y estrategias nacionales. 

La labor de Arup ha facilitado el comercio y los procesos logísticos, consiguiendo reducir el impacto de los cuellos de botella que obstaculizan los flujos de tráfico marítimo e intermodal. Además, se elaboró un plan maestro y hoja de ruta para la integración de las autopistas del mar MEDA en la TMT-N.